Corazón valiente
 Nacional B Nacional B  Quilmes A. C. Quilmes A. C.  Nueva Chicago Nueva Chicago

Corazón valiente

Quilmes perdía con Chicago y quedaba al borde del abismo, pero reaccionó en el segundo tiempo, dio vuelta el partido y sueña con la salvación. Otro pésimo arbitraje (esta vez de Bruno Bocca) que incide en el resultado de un partido definitorio. (Foto: Quilmes oficial)

Por Fernando Prieto

LA CLAVE: Dos. El amor propio de Quilmes para, a falta de fútbol, buscarlo con actitud y corazón. Sin embargo, no se puede dejar de mencionar el grosero error de Bocca al expulsar a Adrián González cuando el partido todavía estaba 1-1.

QUÉ HICIERON
QUILMES: Lo festejó como un campeonato y algo de eso hay. No hay título ni estrella, pero este triunfo le devolvió la vida. Porque una derrota lo dejaba con un pie y medio en la Primera B. La noche no empezó de la mejor manera para los de Lemos. Es que Quilmes tomó la iniciativa, pero en la primera jugada de riesgo de Chicago quedó 0-1 en el marcador. No se apichonó y siguió buscando. A la carga Barracas, con mucho corazón y muy poco fútbol pero metiendo a Chicago contra su arco. Tuvo su arma más peligrosa en la pelota parada pero Anselmo no estaba fino en la definición. De yapa, atrás sufría horrores. Los laterales la pasaban muy mal en cada avance del Torito y la figura de Mieres terminaba rescatando a Quilmes de un panorama aún más oscuro. En el amanecer mismo del complemento se encontró con un penal que empezó a dar vuelta la historia. Porque a partir del empate mostró mucha más decisión ante un rival que ya no lo lastimaba. La expulsión de González terminó de inclinar la balanza. Anselmo, ya reconciliado con el arco, puso el 2-1 e hizo explotar en un grito a todo el Centenario. Quilmes jugaba al ritmo de su gente ante un rival todavía aturdido, el cual mostraba los mismos nervios y dudas que el Cervecero había evidenciado en el primer tiempo. Y esos mismos nervios terminaron de definir el partido, cuando Silva salió lejos de su arco, perdió la pelota y Obregón aprovechó ese regalo para poner el 3-1. Terminó sufriendo, porque Chicago le empató en el final y arrimó con un par de centros, pero el desahogo final dejó atrás cualquier duda. Quilmes resurgió de sus propias cenizas y con sumar 4 puntos en los próximos partidos no dependerá de nada ni de nadie para quedarse en la B Nacional.

NUEVA CHICAGO: Más allá de ser claramente perjudicado por el arbitraje, no aprovechó cuando tuvo todo a su favor, y eso en un partido que definía tanto, se paga. Se encontró en ventaja cuando casi no había pisado el área de Quilmes. Los nervios del rival y el envión de ese primer gol le abrieron los caminos. Melo ganó siempre por derecha y cada contra que tuvo fue de altísimo riesgo. Es más, tuvo dos clarísimas, una en la que Sánchez Sotelo reventó el travesaño y la otra un débil remate de Nicolás Franco que tapó Marcos Ledesma. El empate al inicio del segundo tiempo (jugada desafortunada de Scifo) lo golpeó duro. No volvió a ser el mismo y el panorama se le complicó mucho más con la expulsión de Adrián González. Para colmo, Perazzo hizo un cambio para aguantar el empate y a los tres minutos llegó el 2-1. A partir de ahí no hubo reacción. Recién al final pudo descontar de penal cuando ya poco quedaba por hacer. Dejó pasar una oportunidad única de quedar a un punto de Sarmiento, a quien debe recibir el lunes en Mataderos.

EL PANTALLAZO
Clima de final en el Centenario. Unas 11.000 personas con 54 banderas como "La azotea", "Mi genio amor", "Ezpeleta" y "Arrieta". Además colgaron 11 tirantes, dos atravesadas y flamearon varias de palo. Recibimiento espectacular al grito de "Que esta noche cueste lo que cueste..." y fuegos artificiales que iluminaron el cielo de Quilmes durante varios minutos. Buen aliento, aunque con el 0-1 comenzaron los nervios y el clásico "murmullo" se hizo presente. En el ST se despertaron tras el empate y entonaron "Sólo le pido a Dios, que este año Quilmes vaya al frente/ que lo haga por la gente, que en las buenas y en las malas está presente". Explosión total con el segundo y el tercer gol. De ahí hasta el final el aliento fue ensordecedor. Gran despedida al equipo. De Chicago, 35 en la popular visitante y otros tantos en las cabinas. Gritaron muy fuerte el primer gol.

QUILMES 3: Marcos Ledesma (6); Lozano (5), Alegre (4)A(53´ David Ledesma 6), Mieres (7) y Lluy (4); Max (5); Imbert (6), Obregón (6)(84´ Ramírez) y Noble (6)(74´ Drocco); Blanco (7) y Anselmo (8). DT: Lemos. Suplentes: Bilbao, Niell, Valdéz y Bruera
NUEVA CHICAGO 2: Silva (3); Scifo (5), Fleita (5), Adrián González (5) y Monteagudo (5); Melo (6), Presedo (5)A(87´ Lucas López), Teijo (5) y Nicolás Franco (6); Sánchez Sotelo (5)A(63´ Achucarro A) y Arnaldo González (4)(77´ Orfano). DT: Perazzo. Suplentes: Minaglia, Diego Martínez, Christian Gómez y Soto (A)

Jugado el 8 de abril
Goles: 8´ Nicolás Franco, 47´ y 66´ Anselmo (el 1º de penal), 81´ Obregón y 91´ Melo (p)
Expulsado: 60´ Adrián González
Cancha: Quilmes (regular)
Árbitro: Bruno Bocca (4) Acertó en los penales, pero cobró una infracción inexistente que derivó en la segunda amarilla y posterior expulsión de Adrián González.
Público: 11000
Resultado moral: Quillmes 2 - Nueva Chicago 1