Sábado de salvación para Quilmes
 Nacional B Nacional B  Quilmes A. C. Quilmes A. C.  Olimpo Olimpo

Sábado de salvación para Quilmes

La casa está en orden para el "Cervecero", que venció con autoridad a Olimpo y mantuvo la categoría condenando a Los Andes. (Foto: Prensa Quilmes)

Por Ariel Litterio

LA CLAVE: La personalidad de Quilmes para afrontar un cotejo sin red, que lo podría haber condenado al descenso a la Primera B si perdía, o si igualaba y Los Andes ganaba. El primer gol promediando la etapa inicial fue fundamental para tranquilizar al "Cervecero", que manejó el trámite del cotejo en la mayoría de los pasajes, jugó mejor que Olimpo y culminó ganando con mucha justicia y comodidad, sobretodo mientras iba conociendo también los goles de Morón que se sucedieron en el complemento.

QUE HICIERON: QUILMES: Consciente de la tremenda importancia del encuentro tomó el compromiso con mucha concentración, jugando buen fútbol y apelando a la garra cuando era necesario. Contó con la iniciativa durante todo el encuentro y supo contener los nervios, aunque en algunos lapsos -los menos- Olimpo intentó lastimar y generó algunas oportunidades. Al cuarto de hora el local tuvo un contratiempo que pudo solucionar pues ante el tirón que le impidió continuar actuando al lateral izquierdo Matías Noble, Juan Larrea lo reemplazó pero ocupando el sector derecho de la defensa mudando Brian Lluy de la derecha a la izquierda como marcador de punta, cumpliendo ambos con creces buenas performances en la última línea y también cuando se lanzaron al ataque. Antes del primer tanto ya el dueño de casa había avisado a través un remate del exigente Federico Anselmo desviado tras pase de Juan Imbert y un tiro defectuoso del delantero luego de un buen pase atrás de Mauro Bellone. Precisamente, el platinado volante, que en el segundo tiempo se retiró lesionado, fue el encargado de abrir la llave del triunfo con un cabezazo de espaldas al arco que pasó por encima de Viola. Cerca del final del período luego de un córner que cabeceó Alegre, apareció Juan Larrea conectando el balón con una chilena que casi termina en un golazo, pero el travesaño se interpuso. En la segunda mitad, tras unos instantes en que se animó Olimpo, el "Cervecero" volvió a tomar las riendas del cotejo y a generar situaciones merced a la habilidad de Tomás Blanco y la polenta de Anselmo. Lluy al disparar muy elevado, Anselmo con un disparo que rozó en un rival y salío ahí nomás del poste izquierdo de Viola y otra oportunidad que no pudo aprovechar Obregón, fueron presagios de que el segundo estaba al caer. Y el 2-0 arribó con un preciso centro de Blanco y el cabezazo de pique al suelo de Anselmo, que batió al golero visitante. Quilmes siguió insistiendo, pese a la ventaja conseguida y los goles de Morón ante Los Andes, para liquidar definitivamente el pleito, lo cual consiguió con el gol de Lluy, que sólo tuvo que tocar la pelota a la red en una contra después de la habilitación de Anselmo. El gran gol de Graciani para Olimpo decoró el resultado, que no admitió discusiones. 

OLIMPO: Ya descendido la fecha pasada y sin nada que perder salió a jugar suelto y sin inhibiciones complicando con los pases de Lacunza y la movilidad de David Vega. Se plantó de contra ante la necesidad y búsqueda del dueño de casa, pero luego del gol de Bellone decayó su nivel en la etapa. De todas formas, en el arranque del segundo período, más precisamente a los dos minutos casi iguala, pero el arquero local Marcos Ledesma respondió satisfactoriamente. Tuvo alguna chance aislada más, pero Quilmes era superior y llegaba más. Y por ello los de Bahía Blanca padecieron dos tantos más. Como consuelo les quedó el golazo de Gabriel Graciani para descontar, al clavar el balón en ángulo en la conquista más bonita de la tarde.
De esta manera, el "Aurinegro" se despidió de la B Nacional con 3 derrotas consecutivas y volverá a actuar en la tercera división del fútbol argentino-en este caso el Torneo Federal-luego de 14 años.

EL PANTALLAZO: El pueblo quilmeño respondió con creces para respaldar a sus jugadores en tan complicada circunstancia de modo que casi llenó los sectores habilitados del Estadio Centenario congregando alrededor de 14 mil almas. Con la platea repleta y las tribuna bajas y alta en un 90 por ciento con un gran colorido con 61 banderas y casi una veintena de tirantes gruesos, la gente no abandonó al equipo y alentó en todo momento. El conjunto dirigido por Leonardo Lemos contó con un gran recibimiento con globos tubulares blancos y azules al grito de "vamos Cervecero, que tenés que ganar, la banda está está loca, la vuelta quiere dar, por eso te pido que pongas más huevos y más corazón, para poder ser campeón". La apertura de Mauro Bellone apaciguó la ansiedad y la gente continuó alentando y apoyando a sus futbolistas. En el segundo tiempo, el primer tanto de Morón se produjo casi al mismo tiempo que el segundo de Quilmes, pues el del "Gallito" ocurrió unos segundos antes y sólo algunos plateístas pudieron celebrarlo y casi no hubo contagio, ya que instantes después el alarido de la segunda conquista del dueño de casa "tapó" la alegría por la derrota de Los Andes. Luego, la voz del estadio, locutada por el "Pollo" Cerviño, anunció los dos siguientes tantos de Morón. En los minutos finales, desde la popular lanzaron fuegos artificiales y prendieron bengalas para celebrar la salvación. mientras que todo el estadio se unió al grito de "no se va, no se va, Quilmes no se va" y una vez consumado el triunfo todos cantaron "olé, olé, olé, olé, olé, olé, olé, ole´olé, olá, cada día te quiero más, Cervecero, es un sentimiento, no puedo paraaaar". Con el silbatazo de Ariel Penel, todos los jugadores comenzaron a correr y saltar dentro del campo de juego, la mayoría abrazados, algunos de ellos tirados en el piso mirando al cielo con lágrimas en sus ojos, aliviados por evitar el descenso. Todo fue una fiesta durante la tarde de Quilmes, casi sin problemas, a excepción de un par de veces en que los hinchas se subieron al alambrado durante el encuentro. Ya en zona de vestuarios, el plantel entonó el tradicional "shh, un minuto de silencio, para Lomas que está muerto, ea, ea, ea , ea, ea, ea. ea, é"

QUILMES 3: Marcos Ledesma (6); Braian Lluy (7), Alan Alegre (5), Rodrigo Mieres (6) y Matías Noble (-) (15´Juan Larrea 7); Juan Imbert (6) (83´Facundo Bruera), Mauro Bellone (7) (64´David Drocco), Augusto Max (5) y Brandon Obregón (6); Federico Anselmo (8) y Tomás Blanco (7) A. DT: Leonardo Lemos. Suplentes: Emanuel Bilbao, Camilo Machado, Justo Giani y Franco Niell.

OLIMPO 1: Ezequiel Viola (5); Lucas Lazo (4), Bruno Díaz (5) A, Salvador Sánchez (4) y Said Llambay (4) (78´Gabriel Graciani); Leandro Lacunza (6), Manuel De Iriondo (5), David Vega (6) y Enzo Coacci (5) (20´Maximiliano Arguello); Axel Rodríguez (4) y Matías Gallegos (5). DT: Marcelo Broggi. Suplentes: Guido Villar, Agustín Cáttaneo, Luca Orozco, Franco Lefinir y Matías Mayer.

(Jugado el 20 de abril) Goles: 23´Bellone, 66´Anselmo, 75´Lluy y 84´Graciani. Árbitro: Ariel Penel (6). Asistentes: Mariano Rosetti y Maximiliano Castelli. Cuarto árbitro: Yael Falcón Pérez.
Cancha: Quilmes (muy buena). Pùblico: 14.000.
Resultado moral: Quilmes 3 Olimpo 1.

FRASES CERVECERAS:

Leonardo Lemos (DT): "Todavía no caigo que por fin se acabó esta pesadilla. Fueron los peores 6 meses de mi vida. Tomar a mi club en mi primera experiencia jugando la B Nacional y con mucho riesgo de descender a la Primera B fue una locura. Si para Alfaro cuando dirigió a Quilmes recién llegó a la universidad en la dirección técnica, yo tuve que empezar directamente en la universidad. Soy del barrio, vivo a 20 cuadras, voy al mismo supermercado que los hinchas".

Marcos Ledesma: "Quilmes es un club grande que no se puede ir a la Primera B".

Juan Imbert: "Vos ves como se festeja. Había que sufrir pero terminando de esta manera todo valió la pena".

Mauro Bellone: "Por algo me quedé en Quilmes. Anoche me llamó un técnico que tuve en otro club para darme su apoyo y decirme que iba a estar en la cancha y yo le prometí que iba a hacer un gol. Después de lo que sufrimos esto es lo más hermoso que tiene el fútbol. Ver a mis compañeros y a la gente emocionada y celebrando".

Juan Larrea: "La verdad que este fue el partido más difícil que me tocó jugar desde que estoy en Primera División. Me voy feliz de poder sacar adelante  esta situación".

Brian Lluy: "Hoy necesitábamos desahogarnos. Fue un partido muy duro que se nos complicó al principio pero se abrió luego del primer gol". 

Federico Anselmo: "Hay que hacer un punto aparte y disfrutar este momento. Fue un año muy duro por lo que vivimos con el promedio hasta la última fecha, pero a la vez lindo, porque conocí un gran grupo y un gran club con gente muy buena".

Tomás Blanco: "Vivo en la pensión y se que todos los que están allí están felices por mí porque somos como hermanos. Y yo estoy contento por ellos y por toda la gente de Quilmes"

Marcelo Calello (presidente): "Es un momento de mucha descarga. Claro que esto no es para festejar, Quilmes no puede festejar un no descenso a la Primera B porque es un club muy grande y con historia. Ahora será tiempo de hacer una autocrítica".

ARCO ABIERTO: Es el que da al Sur para el máximo artillero de Quilmes en el certamen. Federico Anselmo convirtió 8 de sus 9 goles en el torneo exclusivamente en el arco que da a Ezpeleta, mientras que el restante tanto lo anotó en Sarandí.