Cerraron con un cero
 Nacional B Nacional B  Santamarina (Tandil) Santamarina (Tandil)  Villa Dálmine Villa Dálmine

Cerraron con un cero

Santamarina y Villa Dálmine le pusieron punto final a la temporada con una igualdad sin tantos en Tandil. El local mantuvo la categoría y se ve beneficiado con la supuesta salida de los promedios, caso contrario al Viola que hubiera quedado muy bien parado. (Foto: Diario El Eco)

Por Diario El Eco

A tono con la condición de encuentro sin mayores motivaciones, ambos equipos mostraron muy poco en el estadio San Martín, cuyas tribunas volvieron a recibir una buena cantidad de público. No hubo el marco de dos semanas atrás frente a Platense, pero sí una interesante concurrencia.

Dentro del campo de juego, el aurinegro acumuló su tercera igualdad consecutiva, ocho días después de haberse asegurado la permanencia en la categoría.

En el contexto de un partido chato, el equipo tandilense estuvo más cerca de quedarse con el triunfo. No con un dominio sostenido ni pasajes de gran juego, pero forzando en mayor medida el trámite en terreno rival.

Empezó mejor Santa, con la dupla Kabalín-Pierce controlando el sector medio y Bogado intentando imprimirle vértigo a los ataques. El fueguino gestó un ataque que terminó con Ojeda tapando el remate de Rancez y luego no llegó a conectar un pase cruzado de Telechea desde la izquierda.

La más clara del local llegó a los 25’: contraataque manejado por Pierce, pase al claro hacia Bogado y el “Enano” que demoró la definición, asediado por la oportuna salida de Ojeda.

El dominio tandilense no era abrumador, pero sí suficiente como para sacar ventaja en el resultado. Anduvo cerca de lograrlo Rancez con un anticipo tras centro de Morales; y Pérez en una llegada franca que Ballini tapó con esfuerzo. En el medio de ambas acciones, Alarcón derribó en el área a Telechea, pero Broggi dejó seguir.

Del otro lado, Dálmine generó poco y nada. Vaciló en el fondo y estuvo bien controlado en ataque, por un Santamarina que redondeó un aceptable primer tiempo.

En el arranque del segundo, Telechea cabeceó apenas desviado un tiro libre de Pérez en forma de centro.

El aurinegro fue perdiendo esas virtudes que insinuó en la etapa inicial. Le costó manejar la pelota con cierta fluidez y ganar metros le resultó cada vez más complicado. Y eso que el ingreso de Bella por Bogado era, en teoría, una buena movida para ganar en prolijidad. El zurdo exVélez exigió a Ojeda desde media distancia, pero luego cayó en la intrascendencia general.

La visita achicó espacios y casi sorprende en un bombazo lejano de Lesman, que Rodríguez echó por encima del travesaño en gran reacción.

El juego fue perdiendo la poca intensidad que tenía hasta entonces. Se hizo cada vez más interrumpido y las imprecisiones desnudaron falencias de ambos lados.

Para colmo, en 33’, la pirotecnia encendida en la tribuna techada hizo que el humo invadiera el campo de juego. El partido estuvo detenido por espacio de 7 minutos, lapso durante el cual fue a la cancha Michel para beneplácito de una parcialidad que preparó y mostró carteles con el número 7 que identifica a “Cabe”, autor del gol de la salvación en Mendoza.

El pasaje restante pareció de más. Santamarina insistió, pero ya no estuvo cerca del gol; y Dálmine pareció más preocupado por que llegara el final. Al igual que el árbitro Broggi, quien increíblemente adicionó 4 minutos tras los 45’, como si hubiera prescindido de aquella interrupción.

La despedida del aurinegro fue entre aplausos, por el hecho de haber logrado la permanencia, aunque el equipo haya estado lejos del nivel que pretende su gente.

 
SANTAMARINA 0: Nicolás Rodríguez; Leonardo Morales, Osvaldo Barsottini, Alejandro Maciel y Francisco Oliver; Emiliano Bogado (58´ Iván Bella), Matías Kabalín, Leonel Pierce y Guido Rancez (78´ Martín Michel); Iván Pérez y Fernando Telechea. DT: Jorge Sotelo

VILLA DALMINE 0: Juan Ojeda; Nicolás Sansotre, Fernando Alarcón, Cristian González y Juan Alvacete; Lucas Cuevas (76´ David Gallardo), Matías Ballini, Mariano Miño y Emanuel Molina; Ijiel Protti (69´ Martín Comachi) y Germán Lessman. DT: Walter Otta

Cancha: Estadio San Martín   Arbitro: Jorge Broggi