Belgrano festejó el punto
 Nacional B Nacional B  Deportivo Morón Deportivo Morón  Belgrano (Córdoba) Belgrano (Córdoba)

Belgrano festejó el punto

El 1-1 entre Deportivo Morón y el Pirata dejó más satisfecho al visitante, ya que sin hacer mucho se llevó un punto a Córdoba. El Gallo quedó a cuatro de Estudiantes, a quien visitará en la próxima fecha. (Foto: Belgrano oficial)

Por Marcos Chaile

LA CLAVE: El mano a mano que desperdicia Kevin Gissi, a los 32’ del complemento. Era la jugada para liquidar la historia. Cuatro minutos después, el empate de Vegetti.

QUÉ HICIERON
DEPORTIVO MORÓN: De haber un ganador debió haberlo sido. Las asociaciones entre Ramírez y Alonso fueron la llave para sus ataques. Cuando ellos combinan, nacía lo más peligroso del Gallo. No obstante, le faltaba poder resolver en los últimos metros. Tuvo unos minutos de desconcierto, donde se salvó por partida doble. Pasado el susto, nuevamente tomó las riendas del encuentro e iba a llegar a la apertura con una linda jugada colectiva: taco de Ramírez para Alonso, quien manda un centro atrás y, a la carrera, remata Pérez Godoy para el 1-0. El gol le dio tranquilidad, manejo de la pelota y, así, antes del cierre avisó con un remate cruzado de Perales. Al aparecer los espacios, una invitación a encarar a la defensa rival. Quien mejor entendió eso, la figura del partido. Primero con un remate que se iba cerca y, luego, con un buscapié que nadie pudo desviar. Parte de ese desequilibrio lo perdió con la salida del “10”. Tras luchar Pérez Godoy, dejó la pelota a Gissi quien quedó solo de cara a Rigamonti, pero su remate fue muy flojo, al cuerpo del uno. Esto lo iba a pagar muy caro, porque una distracción en un tiro libre que hizo rápido la visita, la pelota le llegó a Luján y Vegetti igualó. Cuando quiso ir por la ventaja, ya era tarde. Todo tuvo Morón para quedarse con los tres puntos, pero falló y debió conformarse con el punto.

BELGRANO: Puntazo. No hay otro análisis posible para comenzar , ya que estuvo muy cerca de quedar 0-2 a lograr el empate en un puñado de minutos. En ese 4-2-3-1 inicial, no entraron en juego ni Noir ni Techera, por eso a los 15’ intercambiaron posiciones para ver si podían cambiar la ecuación de un trámite que era bastante complicado. La pelota parada estuvo cerca de darle la ventaja, cuando Vegetti estrelló un cabezazo en el horizontal y en la continuidad, Techera definió por arriba. El mal partido se iba a ver reflejado, al quedar en desventaja sin mayores atenuantes. Ahí, desconcierto mayúsculo y mucho nerviosismo hasta terminado el primer tiempo. Para buscar más juego, Berti sacó a los volantes por afuera y buscó un poco más centralizar con González, dejando a Luján por izquierda (Sequeira por derecha). El buscar sin muchas ideas lo dejaba expuesto a las salidas rápidas y, para fortuna, ni Ramírez ni Gissi lo lograron. Una avivada fue el puntal del empate: centro perfecto de Luján, para que Vegetti no falle. El gol fue un bálsamo para el Pirata, que regresa a Alberdi con una unidad.

EL PANTALLAZO
Una verdadera fiesta se vivió en la noche del Nuevo Francisco Urbano. Estadio que por primera vez recibió al público visitante. Del Gallo, más de 13.000 personas, mientras que del Pirata cerca de 1000 almas. Ya desde minutos antes del juego, todo los tirantes (17) están colgados junto a las tres atravesadas (“Los Borrachos de Morón”, “La Villa San José” y “Somos el Oeste" y gran parte de los 50 trapos (“Villa Tesei", “La Banda del San Martín”, “Los Pibes de la Huerta”, “San Francisco Presente”, algunos de ellos). Además, numerosos paraguas y banderas de palo en la entrada de la hinchada. Gran recibimiento con serpentinas y papelitos. Aliento incesante con “Gallo, mi buen amigo…” y “los pibes estamos haciendo la previa en la esquina del barrio/estamos con los bombos y los trapos, y dale Morón/Chicago vos no tenés aguante, vos sos un vigilante, vos siempre fuistes un refugiado de la 42…/”. En el ST, chicana para Belgrano con “no tengas miedo/podés cantar". Luego, muchas dedicatorias a Nueva Chicago y Chacarita. Despedida con indiferencia. En tanto, la gente visitante ingresó en su mayoría con el partido ya comenzado; aunque con bastante antelación habían llegado cinco micros con el grueso de su gente. Siete tirantes, una cruzada (“La Barra del Loco Tito" y unos 25 trapos (“Matienzo", “Los Piratas Celestes de Alberdi", “Villa Avalos", “Por la camiseta”, algunos de ellos). Clásico “Belgrano, mi buen amigo", a la hora del recibimiento, para pasar a temas como “hay una banda que te sigue siempre a todos lados/hay una banda que en las malas nunca se borró…” y “poder ir a ver a Belgrano es lo que imagino/porque esta hinchada tiene huevos y no es pecho frío/tengo todo el corazón Celeste/soy de Belgrano, soy del Pirata…/”. En el ET se vio parte de la impaciencia con “movete, Belgrano, movete/movete, deja de joder/que esta hinchada está loca/hoy no podemos perder”. Buen cierre al ritmo de Amor Clasificado, para finalizar con “y dale B". Despedida tranquila. 

DEPORTIVO MORÓN 1: Julio Salvá (6); Matías Cortave (5), Valentín Perales (6), Emiliano Mayola (6) y Nicolás Martínez (5); Matías Nizzo (6) y Lucas Pérez Godoy (6); Fabricio Alvarenga (5)(89’ Damián Akerman), Nicolás Ramírez (7)(65’ Kevin Gissi) y Mauricio Alonso (6); Esteban Ciaccheri (5)A. DT: Arnaldo Sialle. Suplentes: Bruno Galván, Francisco Oliver, Cristian Broggi, Diego Tonetto y Ezequiel D'Angelo.

BELGRANO 1: César Rigamonti (6); Sebastián Luna (4)(85’ Juan Barinaga), Ignacio Vázquez (5), Joaquín Novillo (6) y Christian Almeida (5); Martín Rivero (5)A y Hernán Bernardello (5)A; Ricardo Noir (5)(56' Leonardo Sequeira 5), Nahuel Luján (6) y Cristian Techera (4)(56’ Gastón González); Pablo Vegetti (6). DT: Alfredo Berti. Suplentes: Carlos Franco, Bruno Amione, Santiago Longo y Gonzalo Lencina.

Jugado el 6 de septiembre 
Goles: 31’ Lucas Pérez Godoy y 81’ Pablo Vegetti
Cancha: Deportivo Morón (buena)
Árbitro: Bruno Bocca (5)
Público: 14.500
Resultado moral: Deportivo Morón 2 – Belgrano 1

PARA DESTACAR: Buen gesto tuvo la gente del local, cuando en el ET salieron unos chicos con una pancarta que decía: “Bienvenidos a nuestra casa, Belgrano de Córdoba. La hinchada de Morón”. Esto fue aplaudido por la gente del Pirata y, en menor medida, por la gente del Gallo.