San Martín terminó con el invicto de Estudiantes
 Nacional B Nacional B  Estudiantes (Rio Cuarto) Estudiantes (Rio Cuarto)  San Martín (San Juan) San Martín (San Juan)

San Martín terminó con el invicto de Estudiantes

El Verdinegro venció 1-0 a Estudiantes (Río Cuarto) y le quitó el invicto de 38 partidos jugando en su estadio. (Foto: Diario El Puntal)

Por El Puntal

Dicen que mientras más larga es una racha, más chances tiene de cortarse. No importa lo fuertes que sean los imperios, en algún momento se caen. Si un día como hoy hace 30 años se acabó el muro de Berlín, como no se iba a terminar algún día el invicto de Estudiantes en el Candini. Después de 38 partidos, el León volvió a caer en su cancha por torneos de AFA. San Martín de San Juan derrotó 1 a 0 al equipo de Vázquez por la fecha 12 de la zona A de la Primera Nacional, cerrando el ciclo que había iniciado después que otro equipo sanjuanino, Desamparados, venciera al León por la primera fecha del Federal A 2017/18. 

El único gol del encuentro lo marcó Facundo Monteseirín, la figura de la cancha, a los 11 minutos del complemento. El Celeste no tuvo un buen partido. Más allá del resultado sigue en puestos de playoffs.

El primer tiempo pareció tener mucho de eléctrico. Entre el vértigo del encuentro y los rayos que se veían de fondo, todo el tiempo parecía que podía pasar algo. No es que hayan llegado mucho, sino que, al jugar a tantas revoluciones, cualquier arranque daba la impresión de traer algo de riesgo.

Curiosamente, en ese contexto, Estudiantes tardó en sentirse cómodo. Es que esta vez el que impuso el ritmo, por lo menos al comienzo, fue el visitante. Fue recién pasado los 30 que las escaladas de Arismendi, le permitieron empezar a dominar el juego.

El duelo de la mitad de la cancha lo ganó el equipo sanjuanino. Jerez Silva anuló a Cuello (tan es así que en una jugada le robó una pelota en la salida y Bottino se llevó la amarilla por tener que bajar al cinco de los de Grelak) y Gelabert aportó su experiencia para que en el ir y venir, el Santo siempre pareciera mejor parado.

Esa sensación cambió un poco después de la primera media hora. Entre Arismendi y la movilidad de los delanteros, el Celeste emparejó las cosas y terminó jugando más cerca de Ardente. De todas maneras, el equipo de Vázquez no tuvo generación en el medio. Las más clara fue un remate de Sepúlveda que se fue desviado. El León incurrió en muchos pelotazos, que sirvieron para dañar los físicos del Fino y Ferreira que tuvieron que chocar contra el duro de Monteseirín. 

Cuando Ceballos pitó el final del primer tiempo, la sensación en el Candini no era de las mejores, porque el Celeste no pudo dominar el juego y el doble cinco no tuvo claridad para generar juego.

El arranque del complemento de Estudiantes fue interesante. Parado unos metros más adelante, el Celeste pareció encontrar los caminos al arco de Ardente.  Pero todo se desmoronó en el Candini, cuando Monteseirín aprovechó una distracción del fondo del local, para aparecer solo por el segundo palo, cruzar el cabezazo y vencer a Peralta. 

El gol en contra descontroló a Estudiantes que empezó a jugar como si no tuviera mañana, con un apremio impropio de un equipo que no tiene urgencias. El local se puso a renegar y pelear, contra el rival, contra el árbitro y contra su impotencia. La gente empezó a cantar y el equipo de Vázquez se equivocó de verbo, confundió atropellar con atacar. 

Cuando tenía espacios para aprovechar, con un Estudiantes jugado, el técnico Grelak decidió sacar a su refente de ataque y replegar al equipo, favoreciendo el avance dellocal. La Lluvia volvió a aparecer y el partido tomó ese tono épico que tienen los juegos abajo del agua. 

Para aportar más al lio que era el partido, Diego Ceballos hizo de las suyas, manejando el juego entre errores y compensaciones. El Árbitro todavía no puede dejar atrás la final de Copa Argentina de 2015, en donde favoreció a Boca con yerros groseros y sigue sin encontrar un buen nivel.

Estudiantes pudo haber llegado al empate, pero no tuvo claridad. Ardente manejó los tiempos en el final cortándole el ritmo al encuentro.

El Celeste no jugó bien y perdió ante un rival que no mereció ganarle, pero lo hizo y a través del oficio. El León se encontró con un equipo experimentado que tuvo el control del partido.

“Dicen que no siempre gana el que pega primero, pero tampoco sirve dejarse pegar”, dice la canción de No te va a gustar y a Estudiantes ayer le pasó algo de eso. Hasta el duelo de anoche, el León había logrado levantar los dos encuentros en los que se encontró abajo en el marcador jugando en su estadio. Esta vez, pagó caro el error y no tuvo oportunidad para recuperarse.

El de ayer fue el segundo encuentro de este Estudiantes con muchas bajas. Así como el primero lo ganó desde lo táctico, apostando más a cortar el juego que ha generarlo, ayer no pudo quedarse con los tres puntos, teniendo la responsabilidad de salir a ser el protagonista principal del duelo.

Pasado el trago amargo de la derrota y de la pérdida del invicto, los dirigidos por Vázquez deberán cambiar el chip y prepararse para el viaje a Carlos Casares. Será la oportunidad de volver a la senda del triunfo.

Un día Estudiantes volvió a perder en el Candini. Fueron 38 encuentros seguidos sin caídas y más de dos años, desde aquel 17 de septiembre de 2017.   

ESTUDIANTES (Río Cuarto) 0: Adrián Peralta; Benavídez (A), Bottino (A), Vester y Suárez; Cevasco (80´ Martín Peralta); Cainelli, Cuello (62´ Ceresole) y Arismendi (62´ Beraldi); Ferreira y Sepúlveda. DT: Marcelo Vázquez. Suplentes: Olivera, Formica, Zbrum y Aman
SAN MARTÍN (San Juan) 1: Luis Ardente (A); Barrios, Francisco Álvarez, Monteseirín (A) y Escobar; Marcos Fernández, Jeréz Silva (A) y Gonzalo Ramírez (87´ Vidal); Matías Giménez, Bravo (65´ Pelaitay) y Gelabert (53´ Bertocchi).. DT: Grelak. Suplentes: Corti, Iberbia, Osorio y Cardozo

Jugado el 8 de noviembre
Gol: 56´ Monteseirín
Cancha: Estudiantes (Río Cuarto)
Árbitro: Diego Ceballos