Parda, en medio de la violencia
 Nacional B Nacional B  Nueva Chicago Nueva Chicago  Temperley Temperley

Parda, en medio de la violencia

En un partido marcado por los serios incidentes en la hinchada de Nueva Chicago; el Torito y Temperley igualaron 1-1. (Foto: Temperley oficial)

Por Marcos Chaile

LA CLAVE: El Gasolero no aprovechó su momento para liquidarlo y lo sufrió en su arco. Luego, no tuvo ideas para buscar el desnivel.

QUÉ HICIERON
NUEVA CHICAGO: Sin referencia aérea, buscaba la movilidad de Melo y Trovento, con sus acciones personales. Arrancó con muchas dudas en la zona defensiva y lo pagó caro. El nerviosismo le jugó una mala pasada: perdido en cancha. Solo el exReal Pilar se cargaba el equipo al hombro, el único que podía generar peligro. Un poco más de peso le dio Araujo por Castillón, de nivel muy bajo. A los 23’, Trovento dejó a dos hombres en el camino y definió con un remate, que pasó cerca del primer poste. Hasta que, Araujo aprovechó un pase filtrado de Mater y definió cruzado, para poner el definitivo 1-1. Sintió el desgaste realizado y ya no pudo generar mucho más peligro. Al menos, descontó un punto a Mitre.

TEMPERLEY: Primera llegada y gol. Desborde de Messiniti y gran remate de González. Con eso, en ventaja en su primera aproximación al arco rival. La movilidad de sus delanteros eran un problema sin solución para el local, parecía que el segundo podía caer en cualquier momento. El tener la posesión y jugar relajado le jugó en contra, hasta que aceleró en el descuento del primer tiempo y dejó pasar dos situaciones. Messiniti tuvo en sus pies el segundo, a poco de iniciado el ST, pero se lució Minaglia. La solidez que mostraba fue mermando poco a poco. Perdió la pelota y los cambios no cerraron el partido. El tanto de Araujo fue un cachetazo del que no logró levantarse. Punto con gusto a poco: no liquidó el partido y quedó fuera de los puestos de Reducido.

EL PANTALLAZO
Al margen de los incidentes (ver aparte), el caudal de público fue menor que en otros partidos. Entre las dos tribunas y platea, unas 5000 personas. Al igual que en gente, merma en la cantidad de trapos (40), entre otros se divisaron “La que te alienta de corazón”, “Un estilo de vida", “Más allá de los limites" y “La Godoy Cruz”; once tirantes y una cruzada. Desde el vamos, cierto clima enrarecido con “esta tarde cueste lo que cueste", desde la República de Mataderos y “la Comisión, la comisión/se va a la p…que lo parió”, desde la Mercado de Hacienda. Pasado los incidentes, aliento por momentos. Si, con mayor énfasis en el ST, de la mano de La Renga con “no hay nada igual, Nueva Chicago vos sos mi locura/” y tras el empate de Araujo con “Vamos Chicago, vamos a ganar/porque esta Banda quiere festejar". Despedida con aplausos desde las tribunas y algún que otro reproche, desde la platea. Del Gasolero, 30 allegados.

NUEVA CHICAGO 1: Alan Minaglia (7); Gonzalo Vivas (5)A, Luis Maldonado (4), Rodrigo Tapia (5) y Juan Cruz Monteagudo (5); Facundo Mater (5)A y Axel Juárez (5); Emiliano Trovento (6)(75’ Favio Brizuela A), Arnaldo González (5)(62’ Lucas López) y Facundo Castillón (4)(56’ Aldo Araujo 6); Alejandro Melo (6)A . DT: Rodolfo De Paoli. Suplentes: Gonzalo Rehak, Alan Lorenzo, Gonzalo Miceli y Matías La Mastra.

TEMPERLEY 1: Federico Crivelli (5); Gonzalo Asis (5)A, Fernando Alarcón (5)A, Nicolás Demartini (4) y Sebastián Prieto (5); Mauro Cerutti (5), Emmanuel Ibáñez (5), Federico Fattori (6)A y Lucas Baldunciel (5)A(81’ Alexis Vega); Nicolás Messiniti (7)(72’ Leonardo Di Lorenzo) y Mauro González (6)A(65’ Brayan Perea Vargas). DT: Walter Perazzo. Suplentes: Jhonny Da Silva, Brian Machuca, Emiliano Ellacopulos y Roberto Brum.

Jugado el 16 de febrero 
Goles: 14’ Mauro González y 78’ Aldo Araujo
Cancha: Nueva Chicago (muy buena)
Árbitro: Emanuel Ejarque (4)
Público: 5000
Resultado moral: Nueva Chicago 1 – Temperley 2

¿HASTA CUÁNDO?: En la previa al partido, serios incidentes en el corazón de la tribuna República de Mataderos, entre miembros de diferentes facciones de la hinchada. Facas, palos y elementos contundentes lograron divisarse. Luego, con el juego ya comenzando, se detuvo por ocho minutos por agresiones en la cabecera “Mercado de Hacienda". Bahía Blanca, Mendoza, la semana pasada; hoy, en Mataderos, otra triste página a la violencia en el fútbol.