Iba para cero a cero, pero....
 Nacional B Nacional B  Platense Platense  Nueva Chicago Nueva Chicago

Iba para cero a cero, pero....

Chicago le ganó 1 a 0 a Platense en un partido aburrido, y se quedó con el duelo de equipos necesitados de volver al triunfo con realidades distintas. Aldo Araujo convirtió el gol del triunfo para la visita que asoma la cabeza para salir del descenso y hundió al local en su mal momento. (Foto: Prensa Platense)

Por Mateo Fernández Tomsin

LA CLAVE: El gol fue lo que modificó un partido que iba indefectiblemente rumbo al 0 a 0, por lo mal que jugaron ambos equipos y las casi nulas situaciones de gol que generaron.

QUÉ HICIERON
PLATENSE: Fue mejor durante el primer tiempo. Luego de un inicio del juego parejo, sin desplegar un gran fútbol, se hizo más fuerte que su rival en mitad de cancha y logró jugar la mayor parte del tiempo en terreno contrario. Con poco, supo hacer notar la diferencia de puntos en la tabla de posiciones entre ambos equipos. La prolijidad de Hernan Lamberti, algunos destellos de Alfredo Ramirez, más alguna escalada por izquierda de Leonardo Baima fueron lo mejor que mostró. Pero la falta de peso ofensivo en el área de Chicago le impidieron crear ocasiones de gol. La más clara que pudo engendrar en una primera parte muy aburrida fue un remate de Ramirez de sobre pique de media distancia que pasó apenas arriba del travesaño. A su vez, hasta el final del primer tiempo casi no le llegaron.
Casi se hace un gol en contra en el inicio del complemento pero el palo lo salvó. La falta de ideas para la creación del juego y de rebeldía para generar desequilibrio de mitad de cancha hacia adelante fueron las razones por las que no pudo romper con la monotonía de un partido que no parecía tener ritmo normal de una B Nacional. Los cambios tampoco modificaron esa tendencia cansina y para colmo le convirtieron en casi la primera vez que le llegaron. El gol fue un mazazo anímico y ya sin respuestas desde lo futbolistico se dejó morir en el tiempo que se consumió. Sólo tuvo la chance de empatarlo en los pies de Javier Rossi en dos oportunidades pero no pudo definir bien ni cómodo en ninguna de las dos y la derrota fue inevitable.
Así, Platense volvió a perder, en este caso como local ante el último y se ahonda en su mal momento. Suma su tercera caída al hilo desde que comenzó la segunda mitad del torneo. Sigue bajando en la tabla y quedó al borde de salir hasta de la zona de Reducido. Cabe recordar que había arrancado puntero de su zona en este 2020. Las caídas ya empezaron a generar dudas y cuestionamientos de parte de la gente hacia Fernando Ruiz y los jugadores.

NUEVA CHICAGO: Fue de mayor a menor en el primer tiempo. Había arrancado bien, con una propuesta ofensiva y desequilibrante con 3 delanteros que podían lastimar en velocidad pero fue perdiendo el medio campo y sus extremos se vieron obligados a bajar varios metros para ayudar a los volantes que eran superados en la contención. Además de estar imprecisos con los pases a la hora de atacar. Ahí pasó a jugar de contra pero viendo desde lejos el arco de Jorge De Olivera. Más preocupado por defender solo pudo llegar una vez en un primer tiempo muy flojo. En la última antes del descanso Facundo Castillon aprovechó un pase largo y se escabulló entre la defensa para rematar sobre esforzado mirando al arquero yéndose la pelota al lado del palo.
En el segundo tiempo ingresó de arranque Arnaldo Gonzalez y no necesitó preocuparse por marcar porque él se encargó de hacer retirar un poco las filas de Platense ya qué empezó a generarle peligro. Casi llega a la apertura del marcador con un cabezazo de Nahuel Iribarren que por poco no convierte en contra pero la pelota pegó en el palo. Igual el oasis duró poco en el partido porque el Pitu Gonzalez se vio obligado a dejar la cancha por lesión, nuevamente en su rodilla (se había roto los ligamentos el año pasado). Allí su nivel y el del partido volvió a bajar. Y otra vez la somnolencia se apoderó del cotejo. Pero cuando todo parecía quedar en un empate, el recién ingresado, Aldo Araujo, encontró la pelota en el área y remató por abajo para vencer a un De Olivera tapado que nada pudo hacer, y romper con un cero que parecía inamovible. El gol, muy festejado, no le hizo perder la cordura y concentrado supo aguantarlo para quedarse con el triunfo.
Así, Chicago ganó como visitante luego de una semana complicada por lo ocurrido con los incidentes vs Temperley que le impidieron entrenar el lunes y el martes en el club por haber estado clausurado. Pudo recobrar una sonrisa en lo futbolistico importante animicamente, y que lo hace asomar la cabeza para salir de la zona de descenso.

EL PANTALLAZO
Buen marco de público en el Estadio Ciudad de Vicente López para ver un duelo con pica por los grande que son ambos clubes en el Ascenso. Cerca de 5000 personas se hicieron presentes en la tarde agradable de lunes feriado.
En la Popular, 2500 donde se ubicó "La Banda del Calamar" que llevó tirantes, bombos, repique y trompetas que sonaron desde temprano en la habitual previa debajo de la tribuna. A eso se le sumaron paraguas y banderas, tanto de palo como colgadas en el alambrado que le dieron un lindo colorido al estadio. Algunas de las que se colgaron fueron: "La. Banda del Calamar", "Barrio Mitre Pte - Si queres te enseñamos", "Para la banda del Calamar la libertad", "Wilde", entre otras.
En la tribuna lateral, 1500 y en la platea, 1000. Muchas canciones contra su rival de turno para hacer notar la pica entre ambos equipos. Con el correr de los minutos la gente se empezó a impacientar y los cánticos para incentivar al equipo del toda la cancha fueron: "Ohh y dale Calamar (3), y dale Calamar..." y "Movete, Platense Movete...". Pero después del gol recibido el enojo del estadio estalló. Allí empezaron los murmullos que pusieron más nerviosos a los jugadores y sonó el: "Jugadores la C... de su madre...", "La camiseta de Platense se tiene que transpirar..." y el último solo cantado por la barra a modo de amenaza: "Ay (6) que risa que me da (2), si no gana Platense los vamos a visitar...". Ya consumada la derrota despidieron al equipo con silbidos, y solo se escuchó algún tibio aplauso.
De Chicago, 30 allegados que aplaudieron para recibir al equipo, gritaron mucho el gol y hubo desahogo en el final para festejar el triunfo para después despedir a los jugadores con aplausos.
En la platea estuvieron presentes algunas personalidades del ascenso como el DT Vitrola Ghiso, Juan Amador Sanchez, Javier Baena y el recientemente desvinculado del club Elias Borrego que también se acercó a ver el cotejo.
Cabe destacar que Platense inauguró un nuevo sector en su estadio dentro del campo de juego, para gente con movilidad reducida, que hoy pudieron ver el partido desde allí.

PLATENSE 0: Jorge De Olivera (5); Cristian Marcial (4), Nahuel Iribarren (5), Gastón Suso (5)A y Juan Infante (4); Roberto Bochi (6), Hernán Lamberti (6), Alfredo Ramírez (6)(68´ Matías Tissera) y Leonardo Baima (5)(60´ Gonzalo Bazán 5); Facundo Curuchet (4)(74´ Javier Rossi) y Joaquín Susvielles (4).DT: Fernando Ruiz.
Suplentes: Andrés Desábato, Manuel Capasso, Brian Lluy y Marcelo Vega.

NUEVA CHICAGO 1: Alan Minaglia (6); Gonzalo Vivas (5)A, Luis Maldonado (5), Rodrigo Tapia (5)A y Juan Cruz Monteagudo (4)A; Facundo Mater (5), Axel Juárez (4)(45´ Arnaldo González)(67´ Horacio Martínez) y Gonzalo Micelli (4); Alejandro Melo (4), Mauricio Asenjo (5)(79´ Aldo Araujo) y Facundo Castillón (4).DT: Rodolfo De Paoli. Suplentes: Gonzalo Rehak, Alan Lorenzo, Emiliano Trovento y Gastón Espósito.

Jugado el  24 de febrero
Gol: 83´ Aldo Araujo
Árbitro: Yael Falcón Perez (5) Arbitraje regular. Se dejó llevar mucho por los pedidos de los jugadores para sancionar algunas faltas. Esto, bien o mal, sí le ayudó para llevar correctamente las riendas del partido. 
Cancha: Platense (muy buena)
Publico: 5000 
Resultado Moral: Platense 0 - Nueva Chicago 0