"Triunfazo" de Gimnasia
 Nacional B Nacional B  Talleres (Córdoba) Talleres (Córdoba)  Gimnasia (Jujuy) Gimnasia (Jujuy)

"Triunfazo" de Gimnasia

El “lobo” venció uno a cero a Talleres en Córdoba, en una verdadera final disputada por el descenso. Sánchez anotó el único gol. (Foto: Diario El Tribuno)

Por Diario El Tribuno de Jujuy

Los seis puntos tan hablados que habían en juego en Córdoba, finalmente quedaron del lado de Jujuy. Porque anoche Gimnasia y Esgrima derrotó uno a cero con gol de Sebastián Sánchez a Talleres y superó un rival directo que tiene en la dura lucha por no perder la categoría. Todos afirmaron que este partido sería una verdadera final para el “lobo” y los jugadores entendieron claramente el mensaje: los dirigidos por Mario Sciacqua fueron alma, corazón y vida en el “Mario Alberto Kempes” y esto le valió quedarse con la victoria.

La primera parte del encuentro en Córdoba se vivió como aquello que se sabía: una final. Arrancó mejor Talleres, dominado las acciones y monopolizando el balón a su favor, merced al recorrido de Pavón por la derecha de la defensa “albiceleste”. Sin embargo Gimnasia se reacomodó en el campo de juego y pasó a ser el patrón del partido. Quiroga estuvo cerca de abrir la cuenta con un potente cabezazo tras un córner de Callejo desde la derecha. Diego López desperdició otra chance clara, al no decidirse si tirar un centro o rematar al arco, tras una buena jugada de Céliz. La “T” respondió con un cabezazo de Avendaño que Hoyos envió al córner. Callejo “pifió” un envió cruzado de Céliz, en la más clara del “lobo” en la primera parte, mientras que Talleres gracias al desborde de Pavón, también estuvo muy cerca de quebrar el cero

La segunda mitad del partido, no fue tan emotiva como la primera. Ambos decrecieron en su rendimientos, aunque la “T” fue quien más peligroso se mostró en cancha. Klusener estuvo cerca de anotar con un cabezazo desde el punto penal, luego de un centro que lo encontró solitario en el corazón del área “albiceleste”. Parecía que el marcador no se movería del cero, hasta que Sánchez encontró el balón enviado por Callejo a la salida de un tiro libre y casi de casualidad, el defensor desvió el balón que terminó durmiendo en la red de Talleres. Poco importó como fue la conquista y el desahogo del equipo en la celebración lo demostró. A partir de ahí, la “T” intentó como pudo alcanzar la igualdad, frente a un Gimnasia que defendió cada pelota como si fuera la última, dejando la vida en cada cruce.

La actitud mostrada y el temple en esta final por el descenso, finalmente tuvieron su premio como el pitazo final de Cristian Suárez, que decretó la victoria jujeña en tierras cordobesas.