Este Globo no le teme a las alturas
 Nacional B Nacional B  Huracán Huracán  Douglas Haig (Pergamino) Douglas Haig (Pergamino)

Este Globo no le teme a las alturas

Huracán remontó un partido a puro empuje, se puso a dos de Instituto y se ilusiona más que nunca con la vuelta a Primera. (Foto: Daniel Méndez)

Por Fernando Prieto  (@ferprietoeof)

LA CLAVE:
El empate de Huracán. Cuando empezaban a aflorar los nervios y el clásico "murmullo", apareció Espinoza, que fue derribado en el área (¿fue derribado?), y luego Caruso cambió el penal por gol. A partir de ahí creció el Globo, se sacó los fantasmas y el segundo llegó por decantación.

QUE HICIERON
HURACÁN: Tuvo un tiempo "a lo Huracán". Es decir, sin grandes variantes ofensivas, deambulando por el medio, con desbordes por las puntas que terminaban en quites de los defensores de Douglas o con centros inofensivos, y por sobre todas las cosas, con una gran dosis de desgracia. Porque costará encontrar en todo el torneo una jugada tan desafortunada como la que desperdició Toranzo, con todo el arco libre, acertándole al palo primero y luego chocando con Olivero, para darle el último impulso a una pelota que cruzó toda la línea pero finalmente fue despejada. Y ahí se agrandó el Globo, que volvió a fallar una situación propicia, y en pocos instantes se le terminó el primer acto. En el complemento, y tras el gol de Douglas, jugó "a lo Huracán". Es decir, tocando, buscando el arco contrario casi por asfixia, arrinconando a un  rival que cada vez se iba metiendo más atrás. Ahí llegó el empate, para despejar dudas y calmar tensiones. Y ese 1-1 envalentonó al Quemero, que fue a buscar la victoria, y la consiguió en pocos minutos. A partir de ahí, manejó el partido a su gusto, y ni siquiera el cambio especulador de Kudelka (sacó a Toranzo, puso a Cuesta, al revés de lo que había hecho al reemplazar a Villarruel por Caruso en el entretiempo) le hizo perder el dominio del partido. Ganó, se mantiene expectante a la caza de Instituto, demostró que va a pelearlo hasta el final, pero nos dejó una incógnita ¿cuál es el verdadero Huracán?

DOUGLAS HAIG: Lo primero que deberá revisar es por qué le volvió a suceder lo mismo que con Independiente, ergo, convertir apenas iniciado el ST y que en apenas cinco minutos se lo den vuelta. Un primer tiempo en el que esperó a Huracán, sin arriesgar demasiado pero tratando de tapar las subidas por los carriles de Espinoza y Gonzalo Martínez. Apenas un error defensivo (el que derivó del mencionado gol errado por Toranzo) lo hizo tambalear, porque desde ese momento no volvió a ofrecer las mismas garantías de la primera media hora. Golpeó de entrada en el complemento, casi sin proponérselo, pero aprovechando un certero cabezazo de Mazza. Cuando el partido le era más favorable -la ventaja de su lado y Huracán desesperado- se metió bien atrás, prácticamente defendiendo en su área, y el resto es historia conocida. Tras el 1-2 no reaccionó, y recién sobre el final tras una pelota parada, Olivero (sí, Olivero) ganó en las alturas y a poco estuvo de concretar un empate que hubiera sido tan heroico como inmerecido. Sus hinchas aún no se explican cómo se les escurrieron estos seis puntos.

EL PANTALLAZO
La tarde lluviosa y fría, y el siempre incómodo horario de 15:30 para un día laborable, no apaciguaron la pasión del hincha de Huracán. Unas 11.000 almas Quemeras con tirantes y 31 banderas como "Parque Ameghino", "Paredón de la Quema" y "Pompeya", entre otras. El aliento siempre fue bueno, aunque desde un primer momento se empezó a notar un grado considerable de impaciencia, sobre todo de los plateistas de la Alcorta. En el final del PT, un hincha le gritó a Toranzo "Acomodá las pilas, boludo, ¿qué tenés hoy?". Y ni que hablar después del gol de Douglas, donde todo fueron insultos y reclamos, la mayoría de ellos individualizados. El empate calmó las aguas, y ante el inminente segundo gol, no hubo lugar para otra cosa que no fuera el apoyo. Fiesta total tras el 2-1, que coincidió con la lluvia, y con esos hit que hacen levantar a cualquiera, como por ejemplo "La banda de la Quema no te falla, lo sigue siempre al Globo adonde vaya/ no paran de alentar, hoy tenés que ganar, vamos (2) Huracán". Aliento ensordecedor en los minutos finales, con toda la popular, la Miravé, la Alcorta y hasta esos señores mayores que sólo alzan la voz para putear, cantando "Nacimos en la Quema, y allá vamo´ a morir, Huracán donde vayas te vamos a seguir/ con la forma de un Globo en nuestro corazón, ninguno es vigilante ninguno es del Ciclón", que se extendió hasta la despedida, La gente de Douglas no fue ubicada en la visitante tras lo sucedido con Sarmiento el domingo último, estando dispersos en la platea.

HURACÁN 2: Marcos Díaz (5); Mandarino (6), Mancinelli (5), Eduardo Domínguez (6) y Arano (5); Villarruel (5)(40´ Caruso 6); Espinoza (7), Capurro (6), Toranzo (6)(75´ Cuesta) y Gonzalo Martínez (6); Ábila (6)(66´ Gallegos). DT: Kudelka. Suplentes: Monzón, Sosa, Villafáñez y Milano
DOUGLAS HAIG 1: Olivero (5); Fleitas (5)A, Gioda (6), Stele (5) y Senegallés (5); Mozzo (5); Nahuel Rodríguez (5)A(58´ Aubone), Ponce (5)(41´ Mazza 6A), Passaglia (5) y Cabalucci (5); Defrancesco (5)(41´ Etevenaux 5). DT: Guglielminpietro. Suplentes: Álvarez, García Basso, Jaime y Orfano

* Se jugaron dos tiempos de 40´
Goles:
44´ Mazza, 52´ Caruso (p) y 57´ Espinoza
Cancha: Huracán (buena)
Árbitro: Argañaráz (4) 
Público: 11.000
Resultado Moral: Huracán 2 - Douglas Haig 0