Huracán logró el milagro
 Nacional B Nacional B  Almirante Brown Almirante Brown  Huracán Huracán

Huracán logró el milagro

El Globo mandó al descenso a la Fragata al vencerlo por 1-0, y con el empate del Rojo, deberá dirimir con los de Avellaneda el tercer ascenso a Primera en partido desempate a jugarse el próximo miércoles. Graves incidentes al final. (Foto: Daniel Méndez)

Por Gustavo Moure

LA CLAVE: 
El gol de Gonzalo Martínez le dio un giro de 180 grados al partido, porque Almirante ya no iba a ser el mismo de los primeros minutos y el Globo ganó en confianza y tranquilidad para manejar las acciones sin sobresaltos.

QUE HICIERON
ALMIRANTE BROWN: Los primeros 20' fue a buscar la diferencia,  ahogando al rival en el mediocampo y llegando con asiduidad a las huestes de Díaz, siendo las más claras (y las únicas en ese lapso) las que tuvieron Figueroa y Giménez, de palomita, que el golero huracanense se encargo de abortar. Pero el baldazo de agua fría que significó quedar en desventaja (consecuencia de tirar mal el achique) fue crucial porque ya no iba a atacar como antes, usando como único recurso los tiros de esquina. En el complemento, sabiendo que los jujeños ganaban y tenía que dar vuelta el marcador si o si para salvar la categoría, fue más de lo mismo, buscando el empate a los ponchazos y desordenadamente, siendo Pereyra el único que intentó la heroica con dos disparos que no encontraron destino de red. Crónica de un descenso anunciado para el Mirasol, que nunca hizo pesar la localía (ganó sólo en tres ocasiones) y que la nefasta racha de 14 partidos sin ganar resultó decisiva para el posterior e irreversible descenso.

HURACÁN: Sorprendido al inicio, aguantó bien los embates del rival, que le dejaba importantes huecos que supo aprovechar para lastimar sobre la media hora, con la corrida de Espinoza que habilitó muy bien a Martínez, para que el "Pity" abriera el score, sin esforzarse demasiado en esa primera etapa. El resultado lo iba a justificar luego, jugando con la desesperación ajena, y donde iba a resaltar el peso de sus hombres mas experimentados, que se encargaron de enfriar el pleito llevándolo al terreno que más le convenía. Lo pudo haber liquidado mucho antes, vía Caruso, pero como nunca perdió la concentración se llevo todos los laureles de Casanova, y con la inmejorable oportunidad de tener una chance más para conseguir el ascenso ante el Rojo, a quien corrió de atrás con 13 puntos menos, pero la gran remontada de 14 encuentros sin perder le esta dando esta gran posibilidad.

EL PANTALLAZO
El pueblo Mirasol respondió con creces a esta verdadera final, con cerca de 13.000 personas que le dieron un gran marco a los tres sectores habilitados del Fragata Sarmiento. Espectacular recibimiento con miles de papelitos, globos y humo aurinegros, y con los alambrados adornados con 150 trapos con leyendas como "No hay nada como ir juntos a la par", "Las Malvinas son Argentinas; La Matanza es de Almirante", la nueva de la Banda Monstruo que decía "Como no somos los mejores, decidimos ser los peores", de considerables dimensiones, más la risueña "Sabella: Marrone es argentino". Buen aliento de ambas barras (en la cabecera tenían paraguas y banderas de palo albicelestes), donde le dedicaron al rival "Hay que saltar (2) el que no salta es de Huracán" y "Es una tarde de sol no se la vaya a perder/ el Globo va a correr por la Ruta 3", mezclado con los clásicos pedidos de "Que esta tarde cueste lo que cueste..." o "Pongan huevos que ganamos...". Promediando el complemento, empezaron con los reproches y amenazas a sus jugadores como "A ver si ponen huevos, que no juegan con nadie", y a pesar de 
la derrota, antes del final sonaron "Aunque ganes o pierdas, no me importa una mierda" y "Oh el Brown va a volver". Acto seguido, llegaron los incidentes. Del Quemero, 100 que se fueron felices.

INCIDENTES
El primer indicio de que "algo" iba a ocurrir fue a los 20' del ST, cuando desde la cabecera empezaron a agitar el alambrado y descolgar los trapos. Luego, en la platea algunos hinchas se quisieron meter a la cancha a través de la puerta corrediza ubicada allí (más tarde sería literalmente arrancada para que pasen los heridos a dicho sector), pero la Infantería los ahuyentó con gas pimienta. Con varios agujeros en el alambrado de la cabecera, y con la Policía apostada de cara a los hinchas, se suspendió por 2' el partido, para continuarlo hasta el final. Con el pitazo de Álvarez, los jugadores de Huracán no tuvieron ni tiempo para festejar, ya que alrededor de un centenar de hinchas invadieron el campo de juego con la intención de agredirlos (de hecho, Kudelka recibió un golpe y el utilero Perrotta también), teniendo que correr desesperadamente hacia los vestuarios para no ser linchados. A continuación, los propios jugadores Mirasoles fueron despojados de sus prendas, mientras los policías detenían a algunos hinchas. Pero la situación se desmadró porque desde ambas tribunas empezaron a agredir a los uniformados con todo tipo de proyectiles, respondiendo estos primero con gas pimienta (para que no ingresen más hinchas al campo de juego), y después con balas de goma y gases lacrimógenos, que por el viento no llegaron a afectar demasiado a los plateistas, que debieron esperar un largo rato para retirarse. Incluso, desde la lateral la intención era ir a buscar a los allegados Quemeros, pero como no se lo permitieron fueron desalojados a balazo limpio. El combate entre hinchas y policías siguió en la esquina de la cancha, y en las calles adyacentes donde los incidentes se fueron disipando a medida que pasaban los minutos. Lamentable fue observar como a varias criaturas y mujeres las debieron trasladar a través del terreno de juego para que sean atendidas por la ambulancia ubicada en la platea, por los efectos de los gases y las balas de goma arrojadas por la Policía, que en estos casos, dispara sin distinguir a nadie. Vale la aclaración, que a los allegados de Huracán los retuvieron  en un sector aledaño a la tribuna visitante el tiempo suficiente sin que sufrieran ningún percance.

ALMIRANTE BROWN 0: Cacace (6); Tovo (4)(51' Heredia 5), Carballo (5), Ibars (4) y A. Álvarez (5); Giménez (6)A, Olmedo (4)A(60' Grahl 4), Marrone (6)(78' Fagundez) y Canelo (5)A; Pereyra (6) y Figueroa (5)A. DT: De la Riva. Suplentes: Vicentín, Arias, Zunino y Aillapan
HURACÁN 1: Marcos Díaz (7); Mandarino (5), Mancinelli (6), Domínguez (5) y Arano (5); Capurro (6)(83' Gallegos), Cuesta (6)A y Toranzo (5)(90' Villafañez); Gonzalo Martínez (7)(76' Villarruel)A; Espinoza (6) y Caruso (4). DT: Kudelka. Suplentes: Monzón, Sosa, Romero y Ábila

Jugado el 8 de junio
Gol:
29´ Gonzalo Martínez
Cancha: Almirante Brown (buena)
Árbitro: Luis Álvarez (6)
Público: 13.100
Resultado Moral: Almirante Brown 0 - Huracán 1