Va asomando la cabeza
 Nacional B Nacional B  Atlético Paraná Atlético Paraná  All Boys All Boys

Va asomando la cabeza

All Boys ganó en Paraná, sigue escalando posiciones y escapándose de la zona más crítica de los promedios. (Foto: El Diario de Paraná)

Por El Diario de Paraná

Era la oportunidad de recuperarse ante su gente. Era la ocasión para dejar atrás las derrotas frente a Patronato y Ferro Carril Oeste. Era la noche para levantarse anímicamente y volver a disfrutar de una victoria. Pero no se dio así. Atlético Paraná no jugó bien y volvió a caer en el estadio Pedro Mutio. Su verdugo de ayer fue All Boys, un equipo limitado y que sin ser superior en el juego se llevó la victoria por 1 a 0, con gol convertido a través de un tiro penal por Franco Olego, a los 31 minutos del primer tiempo. No hizo muchos méritos el Albo para quedarse con los tres puntos en el marco de la 23ª fecha del Torneo Nacional. Tal vez, su mayor virtud fue concretar la única chance clara que tuvo y después cerrarle los caminos para que el Gato no encontrara la igualdad. Aunque, de todas maneras, al local le faltó ideas, profundidad y claridad para sumar, al menos, un punto. Le sobró ganas, mostró actitud, pero con ello no le alcanzó. 

Con este resultado, el equipo de Floresta consiguió su segundo triunfo fuera de su casa en el campeonato (el anterior había sido ante Juventud Unida, también por 1-0 y con gol de penal), contabiliza 27 puntos y sigue fuera de la zona de descenso. Mientras que el Rojiblanco no sufre en ese sentido y se estancó en las 31 unidades, alejándose de los puestos de vanguardia. 

Los primeros minutos fueron intensos, con ritmo. El Albo quiso ser protagonista y le jugó de igual a igual al dueño de casa, adelantándose en el terreno. La pelota pasaba por los pies de Mazurek y de allí nacían los avances de la visita con Olego desbordando por izquierda y en el área esperaba expectante alguna habilitación Pirchio. Mientras que al Gato le costó hacer pie en una cancha rápida, y la defensa demoró un poco en acomodarse. 

Pero luego el Rojiblanco emparejó el trámite con la recuperación de Cozzoni y Lencioni, abriendo el juego por las bandas para Vercellino y Ekkert, y arriba Ledesma se movía por todo el frente y Noir también complicaba con sus apariciones. 

Y dentro de un partido en el que no abundaban las jugadas claras frente a los arcos, el Decano creó dos consecutivas y una que tenía destino de red, tras definición de Noir en la puerta del área chica, no entró porque Losa salvó en la línea. 

No pasaba mucho en el campo. El reloj marcaba la media hora y hubo una mano evidente dentro del área de Cozzoni. Penal indiscutido. Olego se hizo cargo de la ejecución para concretar el tanto y así abrir la cuenta, en una circunstancia fortuita para el elenco de Floresta, que prácticamente no había inquietado a Arce. 

Sintió el gol el Gato. Fue un golpe psicológico, no se pudo recuperar y después pasó algunos sofocones porque el Albo le manejó la pelota, merodeó el área y en los minutos finales justificó de cierta manera la ventaja parcial, la cual hasta el momento de la conquista no la merecía. 

Un cambio táctico y ofensivo introdujo Cervilla en el dueño de casa. Ingresó un volante de juego como Alzugaray y salió uno de contención que era Cozzoni. Así, el Gato se paró con un esquema 4-3-3 buscando la igualdad desde la misma reanudación del juego. 

Lencioni se hacía dueño de la zona media, distribuía con criterio y precisión para sus compañeros, el Licha intentaba en ofensiva abastecer a los delanteros, pero no le quedaba ninguna clara en un momento en el que salió atacar al rival y le generó dos situaciones de peligro. La más concreta fue un disparo desde fuera del área del capitán, que se fue cerca. 

La tenencia del esférico era del dueño de casa, intentaba, buscaba alternativas para llegar a la igualdad, pero sin profundidad. Por su parte, el Albo con poco generaba más peligro, porque era dinámico pasando la mitad de cancha y la defensa local no estaba segura. Incluso, un remate de Perea se desvió en Mazurek y la pelota ingresó al fondo de la red, pero el árbitro la invalidó por supuesta mano del conductor visitante. 

Al no encontrar la igualdad porque el Rojiblanco elegía los caminos equivocados, los jugadores se mostraron muy nerviosos y aparecieron las fricciones e imprecisiones. El juego se tornó desordenado, no había jugadas de riesgo, hasta que apareció un remate de Cadenazzi de media distancia que contuvo Losa. 

Los últimos minutos del cotejo fueron del Gato, que con poco orden, casi sin claridad, e insistiendo con centros se fue metiendo en el área contraria. Aunque la que más cerca que tuvo para empatar fue un disparo de lejos de Vercellino, que sacó Losa al corner. All Boys, por su parte, a esa altura se mostraba como un elenco muy limitado, esperaba en su campo y apostaba a alguna contra. 

A Paraná le sobró ganas, tuvo actitud, pero se quedó sin ideas y variantes ofensivas, más allá de atacar con mucha gente, para rescatar un punto en su casa. Aunque en las pocas veces que pudo inquietar al arquero Losa, éste respondió con seguridad y le bajó la persiana a su arco. 

Al final, el Rojiblanco se quedó con las manos vacías y sumó su tercera derrota consecutiva, que no complica su panorama en el campeonato por el momento, pero enciende una luz de alerta sobre todo porque está sintiendo la falta de gol. 

ATLÉTICO PARANÁ 0: Arce (A); Galli, Dri, Reynoso y Piris (A); Vercellino, Cozzoni (45´ Alzugaray), Lencioni y Ekkert; Ledesma (63´ Fernando Benítez) y Noir (70´ Cadenazzi). DT: Cervilla. Suplentes: Serrano, Petrucci, Córdoba y Belforte
ALL BOYS 1: Losa: Arciero (A), Cristian González, Pellegrino y Maxi Martínez; Perea, Julián Fernández, Mazurek (93´ Di Plácido) y Jaime; Olego (73´ Jonathan López) y Pirchio (89´ D´Angelo). DT: José Romero. Suplentes: Di Grazia, Hoyos, Stefanatto y Rivero

Jugado el 8 de julio
Gol:
31´ Olego (p)
Cancha: Atlético Paraná
Árbitro: Alejandro Castro