Chicago, con fútbol y corazón
 Nacional B Nacional B  Nueva Chicago Nueva Chicago  All Boys All Boys

Chicago, con fútbol y corazón

El Torito fue ampliamente superior desde todos los aspectos y, pese a que le costó sacar una diferencia tranquilizadora, se impuso 2-0 sobre un All Boys demasiado endeble. La fiesta de las tribunas se trasladó al campo de juego en Mataderos, donde el dueño de casa no vencía a su eterno rival desde febrero desde 1998. (Foto: AFA)

Por Germán Balcarce  (@germanbalcarce)

LA CLAVE: El buen funcionamiento de Chicago en todas las líneas para no dejar cabos sueltos y, a partir de ahí, ejercer un dominio cada vez mayor hasta traducirlo en el marcador.

QUE HICIERON
NUEVA CHICAGO: Teniendo en cuenta las circunstancias de un clásico, hizo un partido que se podría calificar casi como brillante, de no haber sido por la falta de puntería para resolver la historia con anticipación. Lo cierto es que el Torito supo adaptarse a cada momento, mostró una superioridad tanto en lo futbolístico como en lo anímico. Poco a poco empezó a instalarse en campo visitante hasta que causó un penal (Lamolina le confirmó a Revista Ascenso que cobró la primera infracción) que Christian Gómez tradujo en gol. Justamente, Gomito aportó toda su clase y experiencia para manejar los tiempos de un Chicago aguerrido e intenso para la marca y la presión, así como inteligente para administrar el balón. Además del ídolo y capitán, tanto Federico Fattori como Alejandro Melo supieron acompañar en el circuito ofensivo. Sin embargo, entre la falta de puntería en los metros finales más las atajadas de Gastón Losa, al conjunto de Mataderos le costó ampliar la distancia en el marcador. Aunque en tiempo de descuento, con dos jugadores más por las expulsiones rivales, Melo aprovechó un contragolpe para sellar el 2-0 final.

ALL BOYS: Al principio, exhibió la intención de jugar de igual a igual, utilizando un 4-3-3 evidente. Pero tampoco desestimó la posibilidad de recuperar la pelota y salir de contraataque. Hernán Rivero exigió a Alan Minaglia, que además supo salir del área para rechazar antes que un delantero ganara en el pique. Dicho eso, el Albo careció de intensidad suficiente para equiparar el accionar local a la hora de capturar los balones divididos. No sólo le faltó fuerza en el medio, sino también atrás. Cometió un penal, concedió varias ventajas y se le hizo muy difícil sortear la presión alta de Chicago. Ricardo Blanco amenazó con obtener un empate heroico, pero sin socios fue imposible que el equipo de Floresta pudiera poner en riesgo el triunfo rival. Como si fuera poco, los cambios tampoco surtieron efecto y sobre la hora hubo dos expulsados: Maximiliano Salas y Emir Faccioli.

EL PANTALLAZO
Unas 16.000 almas alentaron al Torito en Mataderos, donde la bienvenida al equipo fue espectacular a través de un estruendoroso “Chicago, mi buen amigo”, acompañado por bengalas de humo verdes y negras. Un cuarto de hora antes de que comenzara el encuentro se dio el primer “la con... de tu madre, All Boys (2), les vamos a quemar Floresta, la repu... madre que los reparió”. Obviamente, fue uno de los hits de la tarde en el Superclásico del Ascenso. Una vez iniciado el gran duelo, el respaldo desde la tribuna lateral, sitio del que surgió la mayor parte del repertorio. ¿Por ejemplo? “Qué loca está la hinchada, cuando va a ver al Verde” y “vengo del barrio Mataderos, al Verde lo sigo adonde va”, entre otras. Luego del penal de Gomito para la apertura del marcador, volvió a sonar “la con... de tu madre, All Boys” y un desafiante “el que no salta, se va a la B”. En la segunda parte, también se hizo sentir una canción contra Vélez: “Porque el Verde es de Primera y de la B se va a ir, vamos a matar a esos pu... del Fortín”. Tampoco faltó un emotivo “soy de Chicago en las buenas y en las malas” y el “Mataderos, Matadé” como anticipo de la fiesta que se desató luego del segundo gol. La despedida fue muy buena, alentando al Verdinegro y despidiendo a la visita mediante “el que no salta, se va a la B”, gastando a los 30 allegados de All Boys, quienes se ubicaron en el sector asignado a la derecha de la platea.

NUEVA CHICAGO 2: Alan Minaglia (7); Gonzalo Vivas (6), Nicolás Ayr (6)(A)(82' Norberto Palmieri), Nicolás Sainz (6)(A), Tomás Paschetta (5)(A); Marcos Aguirre (6), Matías Vera (6), Federico Fattori (7)(A); Christian Gómez (7)(60' Nicolás Rizzo 6); Alejandro Melo (7) y Facundo Pumpido (6)(70' Maximiliano Brito). DT: Damián Timpani Suplentes: Alejandro Sánchez, Juan Cruz Monteagudo, Fernando Valenzuela y Luciano Nequecaur

ALL BOYS 0: Gastón Losa (6); Pablo Frontini (5), Sebastián Ibars (4)(A), Emir Faccioli (4), Gastón García (4); Franco Chivilo (5), Walter Acevedo (5)(53' José Vázquez 4 A), Cristian Canuhé (4); Ricardo Blanco (6), Hernán Rivero (5)(74' Guido Del Casón) y Matías Jaime (5)(53' Maximiliano Salas 3) DT: José Romero.  Suplentes: Luciano Molini, Carlos Ponce, Hugo Soria y Alexis Vega

Jugado el 8 de octubre
Goles: 33' Christian Gómez, de penal, y 96' Alejandro Melo
Expulsados: 90' Maximiliano Salas y 92' Emir Faccioli, ambos por agresión
Cancha: Nueva Chicago (muy buena)
Árbitro: Nicolás Lamolina (7): sancionó bien el penal, aunque se tomó su tiempo de forma acertada para aplicar la ley de ventaja por si la acción prosperaba. 
Asistentes: Juan M. Vázquez y Nicolás Bravo
Árbitro suplente: Ignacio Lupani
Público: 16.000
Resultado moral: Chicago 2- All Boys 0

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO
Remates: Chicago 9- All Boys 5
Tiros de esquina: Chicago 7- All Boys 5
Faltas cometidas: Chicago 14- All Boys 13
Posiciones adelantadas: Chicago 2- All Boys 3

FRASES EN MATADEROS
Damián Timpani, DT de Chicago: “Todo el mérito es de los jugadores que hicieron un gran partido. Hay que disfrutar de lo que significa un triunfo de esta índole. Estoy conforme con la actitud y la entrega. Fuimos muy superior al rival. En todo momento fuimos arriba, fuimos valientes”.

Christian Gómez, autor del primer gol: "La verdad que hoy salió todo redondo. Desde el principio presionamos,  robamos la pelota y le dimos un buen trato. Conseguimos un gran triunfo".

Alejandro Melo, autor del segundo gol: "Era un partido para ganarlo sí o sí. Tuvimos tranquilidad y paciencia para jugarlo con el corazón e inteligencia. Por suerte, lo pude liquidar sobre el final".