No hubo carnaval para ninguno
 Nacional B Nacional B  Juventud Unida (Gualeguaychú) Juventud Unida (Gualeguaychú)  Flandria Flandria

No hubo carnaval para ninguno

En Gualeguaychu, Juventud Unida y Flandria, en un partido entretenido, con errores defensivos y un Leonardo Griffo implacable, empataron 0 a 0. (Foto: El Civismo)

Por Mateo Fernández Tomsin

LA CLAVE: La tarde excepcional de Leonardo Griffo. El 1 Canario, sacó todo lo que le tiraron; mano a mano, remates a contramano, un penal y hasta la última pelota del cotejo quedó en las manos del arquero.

QUE HICIERON: JUVENTUD UNIDA (G): Gran primer tiempo del Decano, aprovechando al máximo el viento a favor. Desde el arranque se mostró más decidido que su rival y de a poco fue metiéndolo contra su propio arco.  A los 12, tuvo la chanche inmejorable de un penal para abrir el marcador, Velázquez remató fuerte al palo derecho de Griffo, pero este, adivinó el lugar y se lo contuvo. Sin despeinarse por el penal no convertido, fue por más. Nuevamente Velázquez lo tuvo con un mano a mano que paso cerca. Una y otra vez, “El Juve” tenía chances para ponerse en ventaja, porque Tesuri volvía loca a la defensa de Flandria, Barrado hacia jugar, Ramírez esclarecía juego en la mitad de cancha y Velázquez ganaba todas en el área;  pero fallaba en los últimos metros o en la definición. Hasta también, en suerte. Tuvo otra ocasión muy clara, tras una pelota parada y un cabezazo de Marchesini, que Griffo sacó pero dio rebote, y Velázquez, llegó solo para definir sin arquero pero incómodo y su remate se fue al lado del palo. Finalizando la primera etapa, mermó su juego y le cedió la pelota a su rival, cosa que le fue contraproducente de a ratos, porque tuvo varios errores defensivos que pudo haberlos pagado caro.
El segundo tiempo, no lo arrancó de igual forma que el primero. Padeció sus errores defensivos nuevamente. Algo que empezó a ser contante. Lo que mostraba de bien en ataque, en defensa no. Con el correr de los minutos, pudo ganar el mediocampo de la mano de la gran tarde Ramírez y así volver a ser el dominador claro del juego. Tuvo la chance más clara con un cabezazo, casi en el área chica, de Velázquez, que Griffo, de forma impresionante, sacó al córner.
Acosta, puso toda la carne en el asador y fue con todo por la victoria. Pero a pesar de los cambios ofensivos y ser superior al Canario, no logró quebrar la igualdad, un poco por falta de suerte, de definición y principalmente de Griffo.
Así, Juventud Unida, a pesar de jugar mejor y merecer ganar, empató y no pudo volver a la victoria como local en un partido clave para no tener que mirar los promedios.

FLANDRIA: Jugó un primer tiempo para el olvido. No le salía una, desde el arranque no tuvo ideas en ataque y tenía errores defensivos que hacían que su rival lo superara. Agigantó la figura de Griffo, que tuvo una tarde bárbara tras el dudoso penal cometido por Randazzo a Pombo, que el 1 Canario sacó. El equipo de la dupla, apostaba continuamente a salir de contra con la velocidad de Bueno y Fergonzi, como puntas. Pero debido a la floja actuación de Melivillo, todo le costaba el doble y sobre toda la transición de la pelota de mitad de cancha para adelante. Hasta casi se convierte un gol en contra Toranzo de cabeza, tras un tiro libre del local, que pegó en el travesaño.
Sobre el final de los primeros 45 minutos, pudo hacer pie en la cancha, recuperó la pelota, emparejando el juego y hasta teniendo varias chances para abrir el marcador. Primero, con un mano a mano de Fergonzi, tras un gran pase entrelineas de Altuna, pero su remate se fue al lado del palo. Después, con un tiro libre de Ortiz, que De León, sacó al córner.
El complemento lo arrancó mejor que su rival, continuando lo que había dejado la primera parte y aprovechando al máximo los errores defensivos del local. La más clara fue con remate, nuevamente, de Fergonzi, quien aprovecho la mala salida de Marchesini, pero De Leon tapó; y en el rebote, Melivillo le pegó a colocar y nuevamente apareció el 1 del Decano para ahogarle el grito de gol.
Con el correr de los minutos su juego se fue apagando, a pesar de los cambios hechos por la dupla, perdía en el mediocampo y otra vez empezó a sufrir los constantes ataques de Juventud Unida. Allí es donde apareció la figura de la tarde, Leo Griffo, que se encargó de sacar todo lo que le tiraron y así, mantener su arco en 0 para que el Canario se llevara un empate. Hasta se quedó con la última pelota del cotejo, sacando un difícil de remate de Ada. 
Así, Flandria se llevó un empate a Jauregui que por cómo se dio, el partido, fue un punto de oro. Pudo haberlo perdido, pero aun así, también haber marcado. De a poco se complica con el descenso, y el margen de error se empieza a achicar. 4 empates seguidos son los que lleva el Canario. Le cuesta ganar y sus rivales directos los hacen, lo cual, preocupa y demasiado.

EL PANTALLAZO: Buen marco de público en el Estadio de los Eucaliptos para ver a Juventud Unida contra Flandria. Alrededor de 1100 personas presentes en la cancha. En la popular de atrás del arco, 250 donde se ubicó “ La Ocho”, que llevó tirantes, bombos, repiques, redoblantes, 2 banderas de palo, más otras tantas en el alambrado como “CDJU”, “La Ocho”, “Sos la Joya del lugar”, “Gloria y honor a nuestros héroes” (En referencia a los caídos en Malvinas), etc. Más otra Argentina, cruzada a los tirantes. Recibimientos con papelitos y aliento constante durante todo el partido. En la platea, 150, que insultaron mucho al árbitro y se mostraron impacientes, de a ratos, con la falta de definición del partido. Sin embargo, aplaudieron mucho a todos los jugadores. En los ratos de impaciencia donde se cantó “Jugadores la c… de su madre, a ver si ponen huevos no juegan con nadie…” pero seguido del “Dale, Deca, dale…”.En las populares a los costados de la platea, ambas con mucho público. En una 400, que de ratos se sumaban a los canticos de la hinchada y que eran de Juventud Unida. Cabe destacar esto, ya que, en la otra popular ubicada a la izquierda de la platea, había unas 250, pero que casi en su totalidad era gente de Flandria, que a pesar de no haber ido en condición de visitantes en sí, se acercaron a Gualeguaychu, igualmente. De hecho, festejaron mucho cuando Griffo sacó el penal, recibieron y despidieron al equipo con aplausos y alguna que otra ovación para el 1 Canario. Los 15 dirigentes de Flandria, que normalmente son los que pueden ir en condición de visitante, se ubicaron en una tribuna detrás del otro arco y se mostraron muy molestos con el árbitro del partido durante todo el cotejo. 

JUVENTUD UNIDA 0: Lucas De Leon (6), Exequiel Narese (5), Matias Marchesini (4) (72 Paolo Impini (5)), Ricardo Villalba (4), Edelmiro Martinich (5), Renzo Tesuri (7) (72 Sacha Vela (5)), Diego Barrado (6), Alfredo Ramírez (7), Claudio Pombo (5) (81 Gastón Ada), Alexis Blanco (5), Javier Velázquez (5). DT: Norberto Acosta.
Suplentes: Angel Pedroso, Augusto Max, Juan Sanchez, Juan Pereyra.

FLANDRIA 0: Leonardo Griffo (9), Juan Cruz Randazzo (4), Gustavo Toranzo (5), Williams Riveros (6), Andrés Camacho (4), Walter Ortiz (5), Alejandro Altuna (5) (89 Martin Seri), Mauro Bellone (6), Facundo Melivillo (4) (58 Alejandro González (5)), Ramiro Fergonzi (5) (72 Pedro Sosa (5)), Pablo Bueno (6). DT: Favio Orsi/ Sergio Gomez.
Suplentes: Mauro Ruggiero, Hernan Pineda, Gaston Sanchez, Gonzalo Perez.

(Jugado Sabado 29 de Octubre de 2016)  Incidencias: 12 Griffo le atajó un penal a Javier Velázquez (Juv) Arbitro: Luis Álvarez (3) Muy flojo arbitraje. Se le fue el partido de las manos en varias ocasiones. Faltas cobradas sin sentido, se mostró muy dubitativo. Incidió en el resultado, ya que el penal que sancionó fue dudoso y no cobró otro para Juventud Unida, muy claro por una mano de Randazzo en el segundo tiempo.
Publico: 1100 personas Cancha: Juventud Unida (Excelente)
Resultado Moral: Juventud Unida (G) 4 - Flandria 2