La violencia venció al fútbol
 Nacional B Nacional B  Deportivo Morón Deportivo Morón  Almagro Almagro

La violencia venció al fútbol

Almagro derrotaba 2-0 a Deportivo Morón, cuando el partido fue suspendido por incidentes entre la hinchada del Gallo y la policía a los 29 minutos del segundo tiempo. De confirmarse el triunfo, el Tricolor se sumará al lote de punteros. (Foto: A todo Morón)

Por Marcos Chaile

LA CLAVE: Los errores defensivos del Gallo. Esos yerros simplificaron las acciones para Almagro, quien no tuvo piedad y marcó en sendas oportunidades.

QUE HICIERON
DEPORTIVO MORÓN: Un concierto de errores desde el primer minuto. Muy impreciso en la tenencia, Gastón González tuvo una noche para el olvido y las pinceladas de Román Martínez eran en cuentagotas. Una floja reacción de Salvá dejó la pelota a merced de Acosta y a remar desde atrás. Tuvo una chance clara con un testazo de Sebastián Martínez, pero se lució Ramírez y, para colmo, Nico Martínez se equivocaba en la salida; lo pagó muy caro. Al no aparecer el juego, las acciones individualidades eran la única llave para llegar. Una interesante jugada de Chaves encontró una gran respuesta del arquero rival. El ingreso de Akerman le dio un poco más de peso, aunque no lo suficiente para generar peligro. Dentro de lo pobre del trámite, solo se resalta la entrada de Junior Mendieta, quien con poco tuvo rebeldía y descaro para intentar cambiar la ecuación de juego. Noche muy negativa para el Gallo, desde todos los aspectos.

ALMAGRO: Continúa por la buena senda la dupla Orsi – Gómez: arco en cero y cuatro éxitos (dos por Copa Argentina) en igual cantidad de partidos –si es que el cotejo finaliza con este resultado–. Equipo ordenado, despliegue por la bandas con Puch y Arce; más dos delanteros que obligan en todo momento. Acosta aprovechó un rebote de Salvá y ante la pasividad de la marca, abrió la cuenta. Puch aprovechó una falla y envió un centro por lo bajo, donde Susvielles ampliaba la cuenta ante una defensa estática. Cuando tenía el juego bajo su control, sorprendió una buena acción de Chaves; pero se lució Horacio Ramírez para ahogar el grito. El conjunto compacto se mantuvo en el segundo tiempo, donde Susvielles obligaba una buena respuesta del arquero local. Con el manejo de Piovi, tuvo el cotejo bajo control en todo momento y si bien, hubo algunos desbarajustes menores; no fueron significativos para el desarrollo de los instantes posteriores.  

EL PANTALLAZO
Mientras todo era calma, buen número de simpatizantes en el NFU. Importante cantidad entre ambas plateas con cerca de 3500 personas y el grueso con 6000 en la cabecera. Como es costumbre, gran cantidad de trapos (cerca de 70) en toda la cancha. “Los Borrachos de Morón”, “Villa Tesei”, “Barrio el Pilar”, “Río Seco” (x2), algunos de ellos. Además, cinco tirantes, una bandera cruzada (“La Banda del Loco Nene”), una decena de insignias de palo; bombos y redoblantes.  Al ritmo de Callejeros sonó: “Gallito quiero verte jugar los domingos/de visitante y de local/en silencio nunca vas a jugar / oda la Matanza se quiere matar porque el Gallo a Primera otra vez volverá" y, luego, “dale, Ga/dale, Ga/la banda no para de alentar/Funebre sos cagón/te corrimos por todo Morón/Gallo, vos sos mi vida”. El resultado adverso caldeada los ánimos en la platea Ferrante, donde hubo una discusión que fue subiendo de tono sobre el cierre del primer tiempo, entre un hincha que aducía tener 17 años de socio y una allegada del Gallo. Repertorio variado en el complemento, con recordatorios a Almirante y Chicago. De Almagro, 50 allegados en la cabecera visitante, quienes se retiraron raudamente cuando se suspendió el partido.

VIOLENCIA EN EL NUEVO FRANCISCO URBANO: Cuando promediaba el complemento, una serie de detonaciones de bala de goma en las afueras, encendieron las alarmas como consecuencia del intento de ingresar de simpatizantes, quienes no habían superado los controles. A eso se sumaron gases lacrimógenos que afectaban el sector del asistente 2 (Javier Del Fueyo). Además, en un sector de la popular local habían prendido fuego. Por esta razón, López detuvo el juego a los 29’ y cinco minutos después, suspendió definitivamente el cotejo. Los desmanes no iban a cesar y se trasladaron hacia Yrigoyen y Angelelli, donde por un lapso de 15 minutos el intercambio no se detenía. A su vez, un grupo menor quedó en la cabecera donde había un simpatizante herido, con el afán de socorrerlo hubo nuevo cruce; donde los efectivos lanzaron gases lacrimógenos en la parte baja de dicha tribuna. Hubo que esperar cerca de media hora para que poco a poco, todo retome a la normalidad.

DEPORTIVO MORÓN 0: Julio Salvá (4); Maxi Paredes (5), Sebastián Martínez (5), Emiliano Mayola (4)A y Nicolás Martínez (4); Matías Nizzo (5)A(45’ Damián Akerman 5) y Gastón González (4); Matías Pardo (5)(62’ Junior Mendieta), Román Martínez (5)A y Nicolás Ramírez (5); Diego Chaves (5). DT: Walter Otta. Suplentes: Bruno Galván, Valentín Perales, Cristian Lillo, Facundo Pumpido y Gerardo Martínez.

ALMAGRO 2: Horacio Ramírez (6); Nahuel Basualdo (5)A, Nicolás Arrechea (6), Maxi García (6) y Adrián Torres (6)(45’ Santiago López Demarchi 6A); Mariano Puch (6), Ezequiel Piovi (6), Iván Ramírez (5)A y Damián Arce (6); Leonardo Acosta (6)(59’ Jonathan Torres 5) y Joaquín Susvielles (7). DT: Favio Orsi – Sergio Gómez. Suplentes: Lucas Calviño, Mauro González, Alejandro Gallego, Ezequiel Denis y Marcos Litre.

Jugado el 3 de septiembre
Goles: 17’ Leonardo Acosta y 24’ Joaquín Susvielles
Detalle: Suspendido a los 74’ por incidentes
Cancha: Deportivo Morón (regular)
Árbitro: Ramiro López (5)
Público: 9500
Resultado moral: Deportivo Morón 0 – Almagro 2